Iconos de plataformas multimedia sobre fondo negro

Cómo diseñar una app: la guía definitiva

Es posible que pases demasiado tiempo desplazándote por las publicaciones de Facebook, mirando las fotos de tus amigos en Instagram o chateando por WhatsApp. Según un estudio de Rastreator, los españoles pasan una media de tres horas y 51 minutos al día con el móvil. Además, más de 7,6 millones de usuarios en España se consideran adictos a sus ‘smartphones’. Ya sea enviando mensajes, publicando fotografías o jugando, la actual era digital en la que vivimos hace que la gente utilice constantemente aplicaciones.

La competencia es buena para mantenernos alerta y hacer que todo sea un poco mejor, pero aventurarse en un mundo en el que se pueden crear aplicaciones a la carta puede ser intimidante y a la vez gratificante. La clave del éxito en el ámbito de las aplicaciones móviles es la diferenciación.

Para tener éxito con una aplicación, hay que diferenciarse de la competencia. He aquí algunos consejos. En primer lugar, debes crear un diseño de aplicación sorprendente. Y en segundo lugar, debe tener: una interfaz elegante, una simplicidad asombrosa y una navegación fácil. Tu aplicación debe tener un propósito para que la gente pueda entenderla, encontrarla y volver a ella. Pero, ¿cómo diseñar una app fantástica?

Nuestra guía definitiva para el diseño de aplicaciones está aquí para ayudarte, y te guiaremos a través del proceso para que el diseño de tu aplicación sea todo un éxito.

Primero piensa en cómo diseñar una app

Establece el objetivo de tu aplicación

Antes de correr hacia el teclado, el lápiz y el papel y ver cómo diseñar una app. Intenta pensar por qué estás diseñando una aplicación y qué quieres conseguir. Ponte la gorra de pensar y anota las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el objetivo de tu aplicación?
  • ¿Qué quieres que haga exactamente?
  • ¿Cómo vas a hacer que tu aplicación sea atractiva para los usuarios?
  • ¿Cuál es el problema que quieres ayudar a resolver con tu aplicación?
  • ¿Por qué querría la gente utilizar tu aplicación en lugar de cualquier otra?
  • ¿En qué se distingue?

No sólo es importante el diseño de la aplicación, sino que es una lección de vida. Debes establecer objetivos claros para tu aplicación y escribirlos te dará una referencia a la que volver durante todo el proceso. Si alguna vez te olvidas de la respuesta a una de estas preguntas, tenerlas anotadas será una gran referencia para mantenerte en el buen camino de cómo diseñar una app y no morir en el intento.

Traza un plan

¡Espera! Todavía no cojas el ordenador, aún no has acabado con el lápiz y el papel.

Lo primero que debes de hacer es recordar las respuestas a tus preguntas del primer paso. Ahora, con esa información haz un esquema del alcance de tu proyecto. Durante esta etapa puedes profundizar un poco más en cómo vas a ganar dinero tu aplicación (anuncios, compras dentro de la aplicación, etc.), qué necesitas que haga tu aplicación y traza un camino de hacia dónde llevarás tus ideas y cómo las harás funcionar dentro de tu aplicación.

Piensa en esta etapa de “cómo diseñar una app” como si dibujaras una hoja de ruta visible, es decir: cuáles son sus funciones, para quién es, y una mini guía paso a paso de cómo puedes conseguirlo.

Investiga tu nicho y a tus competidores

Sí, sí, ahora puedes dejar el bolígrafo y recurrir a Internet.

Es fundamental reconocer el nicho de mercado de tu aplicación y hacerte una idea de a qué te enfrentas. El mundo de las aplicaciones es un entorno ferozmente competitivo y diverso, por lo que tu idea distintiva debe ser precisamente eso.

Asegúrate de que tu aplicación es única prestando atención a lo que ofrecen tus competidores. No debes dejarte intimidar por la cantidad de aplicaciones disponibles. Tu aplicación puede ser superior a las demás si echas un vistazo a lo que les falta.

Ten en cuenta que para saber cómo diseñar una app primero tienes que analizar los comentarios de las aplicaciones de tu competencia. Toma nota de cómo responden los usuarios a lo que hay ahora, qué no les gusta y cómo puedes solucionarlo. También puedes revisar tus notas dibujadas y escritas, ajustar lo que está en el papel y seguir haciéndote una idea de cómo proceder.

Esquemas o wireframes para ver cómo diseñar una app

Cómo diseñar una app y desarrollarla

Crea un esquema de tu aplicación

El wireframe es un borrador de la arquitectura visual de tu aplicación. Llevarás tus objetivos y bocetos visuales un paso más allá y crearás un “plano” básico de cómo va a ser tu aplicación y cómo va a funcionar. Puedes hacerlo primero de forma muy sencilla en papel, pero los wireframes digitales facilitan las cosas, especialmente cuando los wireframes se vuelven más complejos y detallados.

¿Cómo se hace esto? Tu wireframe es la oportunidad de llevar tu visión y ponerla en los confines de una pantalla móvil. No te preocupes, aún no tienes que tomar ninguna decisión de diseño concreta. Este paso consiste en idear los flujos de trabajo y la estructura general de la aplicación.

Los pasos anteriores te han servido para hacerte una idea de lo que quieres que haga tu aplicación. El wireframe es un esquema más detallado y específico de cómo van a funcionar las cosas y qué páginas y funciones son necesarias.

Herramientas de wireframing

Hay una gran cantidad de herramientas de diseño fáciles de usar que puedes utilizar para crear tus esquemas. Comprueba cuál es la que mejor te funciona y empieza a dar vida al diseño de tu aplicación.

Estas son algunas de las herramientas de wireframing que te ayudarán en el proceso de cómo diseñar una app:

Una vez que tengas tu wireframe, tendrás una buena visión general de las páginas que necesitarás y de cómo va a funcionar tu aplicación.

Para comprobar si tus esquemas son sólidos, puedes crear un modelo de clics con una herramienta como Invision. Esto te permitirá hacer clic en las pantallas que has planificado y te ayudará a comprobar si la navegación que has establecido tiene sentido.

Enseña tus esquemas a tus colegas y amigos y recoge sus opiniones sobre la estructura y la navegación de tu aplicación. Comprueba si tus examinadores la encuentran intuitiva y si todas las pantallas y elementos tienen sentido para ellos.

Si encuentras algún inconveniente en la navegación o quieres reorganizar las pantallas y el diseño, sólo tienes que ajustar los esquemas y volver a probarlos. Sigue yendo y viniendo hasta que estés satisfecho con tus wireframes.

Diseña tu aplicación

Ahora es el momento de pensar en el diseño real de tu aplicación y crear maquetas realistas y atractivas. Este es un paso súper importante porque es lo que dejará una impresión permanente en tus usuarios, así que no te apresures ni escatimes en el diseño de tu aplicación. Un diseño profesional y bonito es lo que puede hacer que tu aplicación sea un éxito rotundo.

Los colores, las fuentes y los elementos de diseño que debes utilizar son una decisión importante, por lo que hablaremos más adelante sobre esto en la sección de consejos de cómo diseñar una app.

A la hora de decidir cómo diseñar tu aplicación, tienes varias opciones. Puedes pensar en diseñar tu aplicación tú mismo, pero a menos que seas un diseñador gráfico no te lo recomendamos. Es mejor que confíes en un profesional para estar seguro de que obtendrás un gran resultado.

Trabaja directamente con un diseñador

Trabajar individualmente con un diseñador es la forma más rápida de lograr tu visión de cómo diseñar una app. Puedes encontrar autónomos locales o mirar portafolios de diseñadores si ya sabes lo que quieres y necesitas. Si no estás seguro de cómo quieres que sea tu aplicación y buscas ideas, una excelente opción es organizar un concurso de diseño de aplicaciones.

Utiliza un constructor de aplicaciones

Otro método de diseño es utilizar un constructor de aplicaciones. Al igual que un constructor de páginas web, los constructores de aplicaciones te permiten ahorrar un poco de dinero en comparación con la contratación de un diseñador completo, pero tendrás que ser más práctico y habrá restricciones en cuanto a lo que puedes hacer. Ten en cuenta que si quieres un diseño complejo y tienes necesidades específicas, esto puede estar fuera del alcance de un constructor.

Contrata una agencia

Tu última opción de cómo diseñar una app es el paquete completo, en el que puedes recostarte y dejar que otro se encargue de todo. Para ello puedes contratar a una agencia para que construya tu aplicación desde cero, incluyendo el diseño. Esta es una gran opción si tu proyecto es realmente complejo y necesita mucha experiencia en diferentes áreas. Haz el esfuerzo de ponerte en contacto con algunas de ellas y pide presupuestos e ideas para ver si se adaptan bien a lo que quieres hacer. Esta será sin duda la opción más cara, pero si quieres que las cosas se hagan de una manera específica y tienes los recursos para hacerlo, es una opción difícil de superar.

Independientemente de la opción que elijas, asegúrate de dar tu opinión y vigilar si el diseño se ajusta a tu marca y comunica el estilo y el aspecto que querías desde el principio. No pierdas de vista los objetivos que fijaste al principio y reflexiona sobre si el diseño final dice realmente lo que quieres que diga.

Antes de ver cómo diseñar una app debes desarrollar un boceto y sus partes. Es la fase del diseño de aplicaciones conocida como wireframing, el de creación del prototipo de la app. Clic para tuitear

6 Consejos para saber cómo diseñar una app

Estos son algunos consejos clave que debes tener en cuenta a la hora de diseñar tu aplicación:

Fácil de navegar

Una aplicación increíble no es nada sin una navegación fácil, así que diseña con esto en mente para asegurar una experiencia fluida y agradable para tus usuarios.

Asegúrate de que el cajón de navegación o la barra de pestañas sean claramente visibles para el usuario. Un usuario no podrá navegar por tu aplicación si no tiene ni idea de cómo hacerlo, así que mantén las cosas visibles para asegurarte de que saben a dónde ir. Recuerda que debes mantener un diseño que resulte familiar a tus usuarios, para que sepan intuitivamente cómo navegar por tu aplicación.

Diseño minimalista

Mantén un diseño sencillo para conseguir un aspecto moderno y haz un uso generoso de los espacios en blanco. Esto permite a los usuarios centrarse en lo más importante. Una vez más, el uso de símbolos y frases familiares puede ayudar a mantener la sencillez y la facilidad de uso.

Saber cómo diseñar una app simple significa diseñar con el objetivo de que la experiencia del usuario sea lo más agradable y fácil posible. Si se presenta demasiada información en la pantalla de una sola vez o simplemente hay demasiadas cosas, es probable que el usuario se sienta abrumado y abandone la aplicación.

Elige bien los colores y las fuentes

No hay que subestimar la psicología del color y hay que elegir cuidadosamente los tipos de letra para que tengan un impacto en el aspecto de la aplicación. Asegúrate de tener en cuenta los significados ocultos de estos elementos al elegir los tipos de letra. 

El color y las fuentes en el diseño de la aplicación no deben mezclarse demasiado. Si has establecido unas directrices de marca para los colores y las fuentes, asegúrate de seguirlas en tu proceso de cómo diseñar una app. De este modo, tu aplicación será una extensión perfecta de tu marca.

Cuida del peso visual y de la jerarquía de las páginas

Asegúrate de que las partes más significativas de tu diseño destaquen por su peso visual. Tanto el tamaño como la importancia son factores que hay que tener en cuenta a la hora de establecer la jerarquía de las páginas y las subpáginas, los titulares y los subtítulos, así como los encabezamientos principales y secundarios.

Botones accesibles

A la hora de ver cómo diseñar una app haz que sea fácil de usar con los dedos. Si los botones y los enlaces son demasiado pequeños para que los usuarios puedan hacer clic con los dedos, les resultará difícil navegar por la aplicación.

En definitiva, se coherente

Los elementos de diseño sólo pueden ser eficaces y dejar un efecto de marca positivo si se es coherente. Esto se aplica a todos los procesos involucrados en cómo diseñar una app.

Tu aplicación debe tener consistencia visual (elementos de diseño como los colores, los botones y las etiquetas), consistencia funcional (tu aplicación debe funcionar de forma similar a través de todos los elementos) y consistencia externa (cualquier otro punto de venta, como el sitio web o las aplicaciones hermanas, debe tener un aspecto similar al de tu nueva aplicación).

Ser coherente en toda tu aplicación te hará parecer profesional y permitirás que tus usuarios desarrollen una relación con tu aplicación y tu marca.

Programadores ante sus ordenadores viendo cómo diseñar una app

Recoge los comentarios sobre tu diseño

Ahora que tienes maquetas perfectas, es el momento de llamar a tus amigos, familiares e incluso enemigos (si los tienes) y probar el diseño de tu aplicación. Una maqueta renderizada hará que esto sea fácil y dará a tus probadores una sensación real de cómo será la aplicación.

Es importante tener en cuenta que esta no es la aplicación terminada, y que habrá más pruebas más adelante. Hazles saber que esto es esencialmente una prueba del diseño, la navegación, el aspecto y la sensación, mientras que la funcionalidad vendrá más tarde.

Cuantas más personas prueben el diseño de tu aplicación, más comentarios tendrás para ver cómo diseñar una app que triunfe. Por tanto, tendrás una mejor idea de lo que funciona bien y de lo que hay que mejorar. La crítica constructiva será tu amiga aquí, así que no tengas miedo de profundizar un poco más con tus evaluadores y averiguar exactamente lo que piensan. Toma nota de todos sus comentarios.

Una vez que hayas obtenido todo el feedback que necesitas y tengas una buena comprensión de lo que te funciona y lo que requiere mejoras, puedes volver y pedir a tu diseñador que haga los ajustes necesarios.

Desarrolla tu aplicación

Ahora es el momento de entregar el diseño a tu desarrollador o equipo de desarrollo. Ellos codificarán la parte funcional de tu aplicación y se asegurarán de que realmente hace lo que se supone que debe hacer. En este punto de cómo diseñar una app lo más probable es que los programadores revisen contigo y tu diseñador cada parte del proceso de desarrollo. De esta manera podrán ajustar el diseño para que todo funcione sin problemas.

Y listo, ¡ya tienes una aplicación funcional! Echa un vistazo al objetivo de tu aplicación que decidiste cuando todo empezó. ¿Has resuelto un problema común, has hecho disfrutar a la gente con una creación divertida o has simplificado la vida de las personas de alguna manera? Si has seguido esta guía punto por punto seguro que has dado en el clavo creando una aplicación estelar.

La mejor forma de asegurar el éxito a la hora de diseñar tu aplicación es comenzar con buen pie y tener una idea lo más concreta posible sobre tus objetivos y finalidad del proyecto. ¡Tener una visión clara es crucial! Clic para tuitear

Fase de pruebas y lanzamiento

Prueba tu aplicación con un grupo de discusión

Antes de publicar tu aplicación, asegúrate de que funciona correctamente y tiene un buen aspecto. En esta fase de cómo diseñar una app, todo debe funcionar correctamente y tener un buen aspecto visual. Así que trata de obtener la mayor cantidad posible de comentarios finales antes de dar el producto por terminado.

¿Recuerdas a esos felices evaluadores que te ayudaron a probar tus maquetas antes? Vuelve a llamarlos. Conviértelos en tu grupo de discusión y dales total libertad con tu aplicación. Deja que supervisen tu aplicación una vez más y te proporcionen los comentarios finales. Con la ayuda de tu diseñador y tu desarrollador, intenta incorporar las ideas que has recibido al proyecto terminado.

Lanza una versión beta

Las pruebas beta consisten en lanzar una versión beta de tu aplicación y ponerla a disposición de los primeros usuarios a pequeña escala. De este modo, puedes ver cómo funciona tu aplicación en un entorno real y comprobar cómo responden los usuarios a ella.

Haz saber a tus usuarios que agradecerás sus comentarios y utilízalos para saber cómo diseñar una app. Gracias a tu grupo de examinadores podrás ajustar las cosas en función de lo que veas y de los comentarios que recibas.

Una vez que tengas el feedback que necesitas y un análisis claro de cómo se ve y funciona tu app en un entorno en vivo, aparecerá la línea de meta y estarás listo para revelar tu obra maestra al mundo.

Publica tu aplicación

Por fin, la luz al final del túnel. Has planeado, probado, diseñado y probado un poco más y tu aplicación está lista para salir a la venta. ¡Felicidades, llegaste a la cima de la montaña de “cómo diseñar una app”!

Android no requiere una revisión antes de lanzar tu aplicación. Esto significa que simplemente tienes que subir el archivo de tu aplicación a la tienda de Google Play (como con tu beta) y la gente puede empezar a descargar tu aplicación al instante. En el caso de iOS, la revisión de la aplicación es un poco diferente, ya que se realiza antes de su lanzamiento. Sin embargo, no te preocupes, si has seguido nuestra guía definitiva y has hecho todo correctamente, no deberías tener ningún problema para obtener la luz verde.

Mano derecha de una mujer abriendo una app de su móvil

Conclusión

Ahora que tu aplicación está disponible para las masas, no te detengas ahí. Sigue mejorando y actualizando tu aplicación con regularidad para ofrecer a tus usuarios la mejor experiencia.

Tampoco subestimes la importancia del siguiente paso: la comercialización. Comercializar tu aplicación de forma eficaz te ayudará a incrementar el número de usuarios que la descarguen.

¿Estás preparado para saber cómo diseñar una app y convertirte en un experto de la materia?

Las aplicaciones son un aspecto dominante en el mundo de los negocios de hoy en día y ahora estás preparado para crear y diseñar una aplicación que despierte el interés de los usuarios.

El proceso de cómo diseñar una app puede parecer complejo, pero si sigues esta guía y lo divides en pequeños pasos manejables, te resultará mucho más fácil.

¿A qué esperas? Ponte la gorra de diseñador y haz realidad esa increíble idea de aplicación que tienes en mente.

Infografía: Cómo diseñar una app – Web Móvil (PWA) vs. Apps Nativas

Infografía: Cómo diseñar una app - Web Móvil vs Apps Nativas