¿Quieres mejorar el rendimiento de tu página web, pero no estás seguro de por dónde empezar? La respuesta es simple. Tienes que empezar a analizar tus datos web para poder optimizar tu sitio con criterio. En lugar de hacer los cambios que crees que necesitas al azar, utiliza el comportamiento real de tus usuarios para impulsar tus actualizaciones.

Cuando hablamos de optimización en las páginas web, nos referimos a la aplicación de una metodología. Se trata de implementar unos procesos que derivan del estudio enfocado, y el conocimiento en profundidad del entorno. Esto lo podemos hacer extensivo al perfil de nuestros clientes, sus productos y servicios.

11 ideas para mejorar tu negocio con Google Analytics Haga clic para Tweet

¿Qué buscamos con la optimización de sitios web?

Principalmente, potenciar la interactividad de los consumidores en nuestras páginas web de servicios o productos. La optimización de los sitios web está directamente relacionada con la experiencia de los usuarios al navegar por nuestras páginas en Internet. Mediante la construcción de interfaces de fácil utilización podemos mejorar considerablemente esta experiencia. Propiciando así, el vínculo y la fidelización con nuestros clientes.

El proceso objetivo de optimización consiste en identificar los posibles fallos de tu página web. Ya sean fallos de: navegabilidad, en la interfaz, problemas en el contenido principal del sitio y otra serie de factores. Todos ellos reunidos conforman la experiencia básica del usuario. Por esto, la optimización resulta un factor fundamental en el proceso de construcción de la interfaz de un sitio web. Especialmente para aquellos orientados al marketing de productos o servicios.

La resolución que ofrece la optimización de los sitios web puede aportar resultados a corto plazo, una vez implementadas las metodologías adecuadas para optimizar los recursos de nuestro sitio. Esto puede reducir considerablemente el porcentaje de rebotes, por el que los usuarios llegan a nuestras páginas web de manera indirecta. Lo que ofrece la oportunidad de crear estrategias de interactividad, que estimulen a estos usuarios al continuar navegando en nuestras páginas.

Metodología aplicada en la optimización de páginas web

Para aquellos que ya cuentan con los servicios de Google Analytics.

  1. Elaborar soluciones personalizadas, basadas en los datos arrojados por Google Analytics.
  2. Llegar a un acuerdo con el cliente en la elaboración de la estrategia de acción.
  3. Efectuar los cambios de optimización requeridos.

Para los que todavía no utilizan Google Analytics.

  1. Se recomienda instalar la aplicación de Google Analytics y dejar que recabe sus datos durante al menos, unos 3 meses.
  2. Una vez instalado, se sigue el mismo procedimiento detallado más arriba.

Las estrategias de optimización resultan de fácil aplicación; lo importante, es localizar primero los puntos débiles del sitio web. Una vez hecho esto, podrás aplicarlas de manera adecuada. Otras técnicas de optimización de páginas web también pueden resultar eficaces a la hora de obtener resultados reales. Como por ejemplo, la Optimización SEO para campañas de marketing (de la que hablamos en otro artículo: SEO para inexpertos en posicionamiento web), o las distintas técnicas de posicionamiento de páginas web.

11 ideas para optimizar tu página web con Google Analytics

Vamos a desglosar las 11 estadísticas más procesables. Estúdialas y haz cambios basados en sus recomendaciones. Encontrarás lugares precisos donde puedes mejorar el rendimiento y la tasa de conversión de tu sitio.

(I) ¿Te comparas con la competencia?

Una de las primeras métricas que debes comprobar es la pestaña de puntos de referencia. Esta te dirá cómo te va en comparación con otros sitios de la misma industria.

Por supuesto, estos datos no son 100% exactos porque no todos tus competidores pueden estar usando Google Analytics, pero es mejor que nada. También te dará una perspectiva general de cómo le va a tu sitio.

Puede que ya tengas una buena comprensión de si tu sitio web recibe más o menos tráfico que el de tu competencia, pero ¿sabes cómo de comprometidos están tus visitantes en comparación con tus mayores competidores?

Comparando estadísticas como el tiempo medio de permanencia en el sitio web, tendrás una mejor idea de cómo se compara con los demás competidores de tu audiencia y dónde necesitas hacer cambios para empezar a mejorar tu sitio web.

(II) ¿Dónde vive tu público objetivo?

Puedes asumir que todos tus usuarios son de tu área local, pero puedes estar equivocado.

Para encontrar esta opción en Google Analytics, tienes que ir a “Audiencia” en la barra lateral. Luego, hacer ‘clic’ en “Geo”, y por último, en “Ubicación”.

Desde Come & Communicate, hemos comprobado que el uso de la función de superposición de mapas en la vista de país es normalmente inútil. No proporciona mucha información sobre tus visitantes. Normalmente es demasiado amplio para ser procesable.

Sin embargo, si profundizas en el nivel de la ciudad puedes obtener más información útil sobre tu público. Sólo tienes que hacer ‘clic’ en “Ciudad” debajo del mapa.

Por ejemplo, el hecho de que tu negocio esté ubicado en España no significa que la mayor parte del tráfico provenga de una ciudad de España. La mayor parte del tráfico podría provenir de Buenos Aires.

Una vez que analices los datos geográficos, tendrás una idea de dónde se encuentra la mayor parte de tu público. Y así podrás modificar tu negocio para que se adapte mejor a estos públicos específicos.

(III) ¿Quién está comprando, y quién está sólo mirando los escaparates?

Si tu producto o servicio es una compra única, tu objetivo es conseguir más visitantes nuevos en tu sitio web. Pero si estás buscando repetir el negocio, entonces tu objetivo es aumentar el número de visitantes recurrentes. Por lo general, la segunda opción es mejor, o en definitiva más factible. Puesto que es más fácil conseguir que los clientes existentes vuelvan a comprar, que encontrar nuevos clientes para cada compra.

Puedes utilizar tus datos para averiguar quién está comprando, quién vuelve a comprar y quién sólo está navegando y luego se va. Una buena manera de hacerlo es usando cookies, o información de referencia para ver diferentes tipos de visitantes.

(IV) ¿Qué tan rápido se van las personas de tu sitio?

Obtener más tráfico en tu sitio web es una forma de aumentar tus ventas. Otra forma sería controlar cuántas personas abandonan tu sitio web.

El porcentaje de personas que abandonan tu sitio después de ver una página se conoce como tu tasa de rebote. También puedes comprobar el tiempo que pasan navegando en el sitio, y en la página. Estos datos te dirán cuánto tiempo se queda la gente.

Si la gente no se queda, es posible que desees modificar el diseño de tu sitio web. Si ya lo has hecho, deberías replantear la oferta de productos o servicios para que sea más atractiva. Esta opción suele ser la forma más fácil de aumentar tus ingresos.

¿Tu negocio es compatible con los navegadores adecuados? Aprende a optimizar tu página web con Google Analytics Haga clic para Tweet

(V) ¿Tu negocio es compatible con los navegadores adecuados?

Puede que seas un usuario avanzado de computadoras, pero tus clientes pueden no serlo.

Si averiguas qué navegadores utilizan tus clientes, podrás determinar si tu sitio se visualiza correctamente. Y sobre todo, si se adapta a sus necesidades y conocimientos informáticos.

En este momento, Chrome domina la web. Tiene casi el 70% de la cuota del mercado mundial. Pero eso podría no ser válido para ti, por la forma de navegar de tus usuarios.

Por ejemplo, si el 30% de tus visitantes usan Firefox, pero tu sitio web no es compatible con Firefox, entonces podrías estar perdiendo dinero. Lo mismo ocurre con los navegadores móviles y los diferentes sistemas operativos.

(VI) ¿Eres compatible con las pantallas correctas?

Si retrocedes a 1990, la gente tenía monitores muy voluminosos con bajas resoluciones. Pero hoy en día, la mayoría de la gente navega por la web con monitores de pantalla plana de alta resolución, portátiles o dispositivos móviles.

Hoy en día, hay tantos usuarios de móviles como de ordenadores de sobremesa. En cambio, las tabletas se quedan muy atrás.

La sección de “Resolución de Pantalla” de Google Analytics, permite ver qué resolución utilizan tus clientes.

Hay dos cosas que hay que tener en cuenta aquí. Primero, puedes ver si tienes espacio para agregar más a tu sitio. Más no siempre es mejor, por supuesto, pero sí la mayoría de tus usuarios tienen pantallas gigantes, puedes usar el espacio para proporcionarles una mejor experiencia.

Pero lo contrario también puede ser cierto. Si la mayoría de tus usuarios están en dispositivos móviles o usan monitores de baja resolución, necesitas optimizarlos para que tengan un tamaño de pantalla más pequeño. Una buena manera de hacerlo es tener una web con Responsive Web Design. De esta forma, tu página se adapta a las dimensiones de la pantalla del usuario. Si quieres saber algo más sobre este tema, no te pierdas el post: Responsive Web Design: ¿es una varita mágica o un asesino de conversiones?

(VII) ¿Quién te envía el tráfico?

Referir sitios web te dará una mejor idea de cómo la gente está llegando a tu sitio web.

Mientras que los motores de búsqueda pueden ser una gran fuente de tráfico para algunos sitios, otros pueden ver referencias de otros tipos de sitios. Si de repente recibes una ráfaga de tráfico de un sitio web del que nunca has oído hablar, ve y compruébalo.

Ve si puedes obtener una ráfaga de tráfico de este sitio web nuevamente. Si no puedes intenta encontrar otras oportunidades en sitios similares.

(VIII) ¿Qué lugar ocupas en Google?

Es posible que ya conozcas las palabras clave que conducen el tráfico a tu negocio, pero ¿has tratado de aumentar tus clasificaciones para esas palabras clave?

Si notas que una palabra clave está generando mucho tráfico a tu sitio, trabajalo. Si apareces en la página dos de Google para ese término, intenta entrar en la página uno. A veces, la diferencia entre las páginas dos y una es sólo cuestión de unas pocas y simples correcciones.

Trabaja para mejorar tu SEO en la página. Por ejemplo, prueba a enlazar a esa página desde otros lugares de tu sitio, incluyendo una imagen o dos. Y menciona la palabra clave unas cuantas veces.

O si lo deseas, puedes registrarte en Google Ads (antes Google AdWords) y comenzar una campaña de pago por clic para esas palabras clave.

(IX) ¿Qué productos o servicios interesa a tus visitantes?

Una vez que descubras lo que les gusta y lo que no les gusta a tus visitantes, puedes ofrecerles nuevas cosas que crees que les interesan.

O si a la gente le gusta un artículo en particular, puedes ofrecer otros productos, servicios o incluso contenido que podría complementar dicho artículo.

A medida que crezca tu negocio, esta es una de las mejores maneras de empezar a obtener más ventas de tu tráfico actual. En muchos casos, es más fácil aumentar las ventas de los clientes actuales que conseguir nuevos clientes.

(X) ¿Qué hace que la gente abandone tu sitio web?

Mira a ver qué páginas parecen causar que la gente se vaya. Y estudia cómo podrías hacer tu contenido más interesante en esas páginas. Crea mejores llamadas a la acción o añade enlaces a otros lugares de tu sitio web.

Estos datos te ayudarán a comprender lo que a la gente no le gusta de tu sitio web. Y sobretodo a mantener a los visitantes más tiempo. También podrías utilizar una serie de Herramientas para optimizar tu sitio web o para mejorar el rendimiento de tus páginas.

(XI) ¿Cuáles son tus objetivos?

Es sorprendente la cantidad de personas que no tienen metas establecidas dentro de su cuenta de análisis.

Con Google Analytics, puedes unir diferentes acciones de los usuarios en un objetivo. Por ejemplo, podrías tener un objetivo de una compra completa, un registro en el boletín de noticias o algo más.

GA te hará saber automáticamente qué porcentaje de usuarios cumplen este objetivo. Es una gran pieza de información que puedes usar para mejorar el flujo de usuarios hacia cualquier objetivo.

Si no tienes objetivos, ¿cómo sabes que estás cumpliendo con tus números? Si aún no tienes objetivos en tu cuenta de Google Analytics, ¡es hora de empezar! Asegúrate de relacionar los datos de los objetivos con el resto de tus estadísticas de tráfico.

¿Tienes objetivos en tu cuenta de Google Analytics? Asegúrate de relacionar los datos de los objetivos con el resto de tus estadísticas de tráfico. Haga clic para Tweet

Conclusión

Ahora, tienes una gran idea de los pasos a seguir para mejorar el sitio web de tu empresa.

Revisar los datos puede ser divertido, pero realmente necesitas encontrar las métricas más importantes en las que trabajar. Busca información sobre lo que le interesa a tus visitantes, de dónde vienen y cómo ven tu sitio.

La gran noticia sobre estas métricas es que nunca envejecen. Puedes seguir mejorando tu tasa de rebote, creando nuevos productos y satisfaciendo las demandas de los visitantes mientras tu sitio siga operativo.

De todas las técnicas expuestas, ¿cuál utilizarías primero para mejorar tu sitio? Estaremos encantados de saberlo. Así que ya sabes, si tienes alguna duda o necesitas que te orientemos, estaremos encantados de poder ayudarte. Y si te ha gustado este post, te agradeceríamos enormemente que lo compartieras.

Infografía 11 ideas para mejorar tu negocio con Google Analytics

Send this to a friend
Hola, mira esta página, te puede interesar: Google Analytics: 11 ideas para mejorar tu negocio
Este es el enlace: https://comeandcommunicate.es/diseno-web/google-analytics-11-ideas-para-mejorar-tu-negocio/